SUPPLIER - La información sobre los productos de Miele Netherlands ahora también está disponible en Tradeplace

Al igual que ya han hecho otras muchas marcas europeas importantes, Miele Netherlands se ha suscrito al sistema de gestión de información de productos (PIMS por sus siglas en inglés) de Tradeplace.

Mejor información sobre productos para los minoristas

Gracias a su suscripción a Tradeplace, Miele puede ofrecer ahora una variedad de formatos de datos para respaldar el proceso de on-boarding de la información sobre productos. La incorporación de Miele a la plataforma PIMS permite que los socios comerciales actualicen sus sistemas backend del mismo modo que vienen haciendo con otras marcas disponibles en la plataforma.

El sistema PIMS de Tradeplace permite que los fabricantes compartan una información sobre productos precisa y actualizada con los minoristas y es gratuito para estos. Toda la información del producto procede del propio fabricante y esto suele considerarse la fuente más fiable.

Presentación de la marca de calidad en cada canal

Uno de los retos de Miele era disponer de la información de producto adecuada en el formato indicado y fácilmente disponible para cada minorista. La opción ‘Do It Yourself’ de Tradeplace facilita que los minoristas contacten con Miele e incorporen una información sobre productos correcta directamente en su proceso de marketing y ventas.

Tradeplace satisface los requisitos de Miele

Vender una marca de calidad significa que se deben ofrecer suficientes imágenes de alta resolución, amplias descripciones de productos y una información del producto que sea precisa al 100%. Gracias a PIMS, Tradeplace ha podido satisfacer todos los requisitos de Miele Netherlands.

Y PIMS ofrece más

El sistema PIMS de Tradeplace permite que los fabricantes compartan una información sobre productos precisa y actualizada con los minoristas y es gratuito para estos. Toda la información del producto procede del propio fabricante y esto suele considerarse la fuente más fiable.

Cómo funciona

Su funcionamiento es sencillo: los fabricantes suben toda la información sobre sus productos a Tradeplace y los minoristas pueden bajar exactamente lo que necesitan, en el formato que prefieran. Toda la información está disponible en una multitud de formatos flexibles, sin que requiera un esfuerzo adicional por parte de los fabricantes.